8 razones para hacerle un “rebranding” a tu marca

November 20, 2021

Sé que tienes dudas, sé que muchas cosas te pasan por la mente cuando simplemente piensas algo como, “¿será que es momento de cambiar mi marca?”, ¿tendré que hacerle un “rebranding” completo a mi marca? ,lo sé y tranquila que no eres la única y hoy te voy a compartir varias razones para considerar hacerle un “rebranding” a tu marca.

Esto es algo que muchas personas me escriben, y vienen a mí con una gran inquietud, a veces hasta frustración por no saber qué hacer. Y oye, es normal porque como todo en la vida las cosas evolucionan, cambiamos, crecemos, y tenemos que ser conscientes de cuándo nuestra marca ya evolucionó y nosotros nos quedamos con lo mismo, el mismo estilo gráfico/visual, la misma comunicación, el mismo tipo de contenido, todo se quedó igual.

Y en definitiva cuando eso pasa, algo en nosotras se enciende y nos hace cuestionarnos (claro, de buena manera) ¿qué tenemos que hacer?, ¿cuál es el next step?, ¿qué alternativas tengo?.

Por esa razón hoy te quiero compartir 8 razones para hacerle un “rebranding” a tu marca y quiero que pienses y seas honesta contigo misma, si alguna vez has pensado en alguno de estos 8 puntos.

Antes de compartir contigo esas 8 razones para hacerle un “rebranding” a tu marca, quiero explicarte de manera breve y sencilla, ¿qué es un “rebranding”?

“REBRANDING” es = una estrategia de Marketing que tiene el objetivo de producir cambios significativos en la percepción que el público objetivo tiene de una marca y de la empresa correspondiente. Consiste en el cambio de nombre o marca, ya sea realizando una variación del original o cambiando por completo a uno nuevo. Esto en adición implica la modificación del  logo, diseños, textos, tipografía, elementos de marca, colores, mensaje, maneras de trabajar, cliente ideal, estrategias de mercadeo (posicionamiento), etc.

Básicamente en arroz y habichuelas, es un cambio total de lo que la marca tiene hoy, ya sea tangible e intangible (esto es súper importante), para darle un giro radical y cambiar esa percepción o forma en la que el cliente ve la marca. Diseñar algo completamente nuevo y comenzar el proceso de mostrarlo al mundo y posicionarlo. Si lo que hay hoy ya no funciona, no conecta, no resuena, no llama la atención, entre muchas cosas más, pues claramente es un momento ideal para considerar trabajar un “rebranding”, porque te pregunto, ¿para qué vas a. seguir utilizando lo mismo si sabes que no funciona? 🤷🏻‍♀️

 

Ahora sí, vamos a ver las 8 razones para hacerle un “rebranding” a tu marca.

 

rebranding a tu marca

rebranding a tu marca

1. Si sientes que tu marca no está conectando con tu audiencia

Si sientes que has hecho de todo hasta el cansancio, literalmente has probado diferentes estrategias, y sientes que nada funciona, que realmente tu marca no logra conectar con nadie. Ya en ese momento esto debe ser un súper “red flag” para ti, porque no hay conexión ninguna, es cómo si estuvieras hablando con el aire, y contigo misma, claramente eso no te llevará a tener éxito con tu marca.

 

2. Si no estás logrando comunicar tu mensaje de marca

Si tu mensaje, eso que dices a través de palabras o tu hablando, no está logrando realmente comunicar lo que en el fondo es tu marca, esa personalidad, sus valores, su esencia, eso que la define, que la diferencia, que la hace única. Cuando por más que dices, y te repites una y otra vez y nadie capta tu mensaje hay que hacer un cambio, pero sí o sí.

 

3. Si realmente ya ni tu misma entiendes lo que haces

Aquí la honestidad tiene que ser una de tus mayores virtudes, pero sobre todo honestidad contigo misma. Si ni tu misma sabe o entiendes lo que estás haciendo, el no tener claridad te hará sentir súper perdida y al final del día no estás yendo a ningún lado con tu marca. Estás caminando sin saber a dónde vas, sin saber cuál es ese destino final y porqué estás yendo en esa dirección, ¿para lograr qué?. La claridad al momento de trabajar una marca es una de las piezas clave, si no sabes “ni pio” las acciones que estamos tomando, lamento decirte que es obvio que no se llegará a ninguna parte y la marca irá en decadencia.

 

4. Si hay algo en tu marca que no conecta con su propósito

Para comenzar ¿qué es el propósito?, sencillo el propósito de tu marca es el ¿porqué tu marca existe?, ¿porqué haces lo que haces?, ¿porqué tu marca nació?, y si hay algo fallando que no permite que lo que estás haciendo se conecte con ese propósito es algo en lo que tienes que trabajar fuertemente. Pasa mucho que en ocasiones por el ajetreo, el tener tantas cosas, el estar tu solita manejando todo detrás de tu emprendimiento, sin querer, sin intención, de momento te pierdes y las cosas que estás haciendo no están para nada alineadas con ese propósito inicial por el que nació tu marca. Así que, saber cuándo detenerte e identificar lo que está pasando, es bien importante y necesario para volver a las bases, recordar ese porqué, y de ahí en adelante hacerlo todo siempre con un propósito claro.

 

5. Si no has logrado posicionarte en tu nicho

Si has trabajado diferentes estrategias y con todo lo que has hecho sigues sintiendo que terminas haciendo lo mismo que tu competencia y no has logrado encontrar lo que hace única a tu marca. Eso que te puede ayudar a sobresalir, diferenciarte, y que de forma sencilla las personas puedan ver la diferencia entre tu marca y otras, y decidan elegirte a ti.

 

6. Si la gente no entiende lo que haces

En el punto #3 hablamos de el hecho de que tú no entiendes lo que haces, y este punto es igual o más importante. Si las personas llegan a tu marca y a simple vista no logran entender con claridad lo que haces y tienes que explicar y explicar y explicar demasiado para que lo entiendan y decidan comprar o tomar cualquier acción, hay que hacer una pausa y definitivamente ya pensar en cuándo será el momento del cambio para tu marca.

 

7. Si tu marca evolucionó y ahora es algo muy diferente a lo que fue al comienzo

Esto pasa mucho y las personas no se dan cuenta que están metidas en este ciclo. Si por ejemplo decidiste cambiar de nicho, cambiar de tema, o hacer algo muy diferente a lo que hacías al comienzo, tu marca claramente evolucionó pero sigues con el mismo nombre, el mismo logo, el mismo mensaje, los mismos visuales, todo igual. Este punto no hace sentido y es uno de los más que puede afectarte, porque estás tratando de llevar un nuevo mensaje a este nuevo mercado en el que has entrado, pero te llamas igual, me estás enseñando lo mismo, incluso diciendo lo mismo. Si lo que haces evoluciona, tu marca y cómo se presenta visual y verbalmente también tiene que evolucionar.

 

8. Si la parte visual de tu marca no va alineada con lo que dices 

Este punto es bien importante, y es algo que veo mucho. Hay que ser coherentes con lo que mostramos (visual) y lo que decimos (verbal), si ambas cosas simplemente no funcionan juntas y no hay armonía, por más que intentes no va a funcionar. Creo que es un punto bastante sencillo de entender y por esa razón no sé porqué sigue pasando, si no hay relación entre lo que veo y lo que me dices, no voy a entender para nada tu mensaje, no voy a conectar contigo y por ende si no conecto la relación no va a poder seguir fluyendo.

 

Esto son “red flags” que puedes tomar como punto de partida para saber si es momento del cambio.

 

¿Te identificas con alguno de estos puntos? 🙋🏻‍♀️ Si tu respuesta fue Sí, siempre digo, ya cuando por lo menos 1 vez te pasa por la mente la idea de hacer un cambio, ese simple pensamiento ya es indicador de que sientes que algo está pasando, que algo no está funcionando. Está en ti saber escucharlo, evaluar lo que tienes y tomar la acción que sea necesaria. Siempre que necesites una diseñadora, sabes que estoy aquí a tu orden para cualquier ayuda que te pueda ofrecer.

 

 

rebranding a tu marca