Conóceme un poco más…

Si eres nueva por aquí, te quiero contar un poco de mi historia para que me conozcas cómo ha sido mi carrera profesional. Desde muy jovencita el interés en mí por las artes digitales estuvo bien presente. Cuando estaba en la escuela superior descubrí un programa para mi computadora, que puedo decir fue el culpable (in a good way) de que con toda la seguridad del mundo, decidiera que mi profesión iba a estar muy enfocada en las artes gráficas. Me terminó de confirmar que eso era lo mío, lo que me veía haciendo por muchos años.

Así que estudié Diseño Gráfico Digital, y comencé a ejercer mi profesión como diseñadora en Agencia de Publicidad. Cuando estaba terminando el bachillerato y estaba cerca a graduarme siempre supe que quería ejercer mi profesión en Agencia de Publicidad, me llamaba mucho la atención esa industria y así fue. Ejercí como Directora de Arte en 3 agencias de publicidad por un periodo de 10 años, trabajando con grandes marcas como: L’Oréal Paris, Maybelline New York, Cold Stone, Garnier, Snapple, entre otras. Fue una experiencia increíble, de la que me llevé muchísimo aprendizaje.

En el mes de marzo del año 2020 como todos saben llegó la pandemia, el suceso que nos cambió la vida a todos, de eso no hay duda. En ese momento yo estaba trabajando en la tercera agencia de publicidad en la que estuve, y como a todos nos tocó trabajar de forma remota en nuestra casas por el distanciamiento y todas las medidas de seguridad que se llevaron a cabo. Estando trabajando en mi casa junto a mi esposo quien también estaba remoto, decidí comenzar a darle vida a un proyecto que siempre había querido hacer. Así que mi horario de la agencia era de 9 de la mañana a 6 de la tarde, y luego que salía de trabajar, lo dedicaba darle vida y forma a mi proyecto. Comencé creando mi website, una cuenta en Instagram, Facebook, etc, para ir teniendo mis espacios en el mundo digital y poder ir creando contenido para publicar poco a poco.

Para no hacer la historia muy extensa, de marzo a agosto pasaron demasiadas cosas, y la más grande fue que crecí rápido y muchas personas llegaban a mi, por recomendaciones de otras personas de mi audiencia, o de clientes. Porque sí, en esos meses estuve trabajando en la agencia de 9-6pm + trabajando con mis clientes del proyecto al que le estaba dando forma, fue una bendición porque los clientes llegaron yo a penas comenzando.

Lo que me llevó a pensar y pensar y pensar mucho, ¿qué iba a hacer? Porque estaba bastante agotada por el ritmo de vida que estaba llevando teniendo prácticamente dos trabajos a la misma vez, sin olvidar mencionar que al comienzo a mi proyecto además de las noches, también le dedicaba horas de mis fines de semana. Creo que estuve a punto de llegar (porque no me parece que llegué) al famoso “burnout” cuando te quemas y no puedes más.

Antes de yo llegar a eso, hice una pausa para realmente caer en tiempo de todo lo que estaba pasando y tomar una decisión porque claramente no podía seguir en ese ritmo de vida. Así fue cómo luego de conversaciones con la almohada y con mi esposo, decidí renunciar (uff, que miedito). Claro que hubo miedo, si estábamos en medio de una pandemia, llenos de incertidumbres y dudas, pero creí en mí y no lo pensé mucho. Entendí que 10 años de experiencia en una industria como la publicidad, eran más que suficiente para yo seguir mi camino sola, y con todo ese conocimiento ayudar a más personas porque sí sé que soy capaz de hacerlo.

Así nació Hue Code Studio, un 17 de agosto de 2020. La mejor decisión que he tomado, hago lo que me hace feliz, lo que me apasiona y poder ser de ayuda y apoyo para más mujeres me llena muchísimo. Al momento me dedico a diseñar todo el universo visual de marcas lideradas por mujeres, para que puedan darle vida a ese sueño que siempre han tenido y comunicar su mensaje al mundo con claridad y seguridad.

Si yo estoy aquí, si yo he logrado construir mi negocio, tú también puedes, nunca lo dudes. Cuando trabajamos con propósito, la vida nos devuelve todo lo que aportamos.

Gracias por leer mi historia y por estar aquí, permitiendo que mi negocio sea posible.

Un abrazo,

Fran 💛